Conociendo a… Terrie E. Moffitt

Terrie E. Moffitt (1955, Nuremberg, Alemania) es profesora en la Universidad de Duke en EE.UU. así como también profesora en el Instituto de Psiquiatría, en el King’s College London en Reino Unido. Miembro del consejo de administración en la Fundación Nuffield, también pertenece a la Academy of Medical Sciences,  la American Society of Criminology, la British Academy, la American Psychopathological Association, la Academia Europaea (Academia Europea), la American Academy of Political and Social Science, la Association for Psychological Science y el King’s College London. A todo ello conviene añadir su implicación en los paneles de investigación para instituciones como por ejemplo el Nuffield Council on Bioethics y la US National Academy of Sciences investigando sobre armas de fuego y violencia.

Una de las grandes aportaciones de Moffitt en el ámbito de la Criminología es el desarrollo de su teoría en la cual intenta explicar el motivo de que los adolescentes sean responsables de un número desproporcionado de delitos y cómo estos comportamientos van disminuyendo a partir de un determinado momento.

Así, en 1993 desarrolla la teoría neuropsicológica de la Taxonomía del Desarrollo de la Conducta Antisocial. Aquí Moffitt hace una propuesta del desarrollo de comportamientos antisociales distinguiendo entre dos tipos de delincuentes: aquellos cuya actividad delictiva se limita a su adolescencia y aquellos que delinquen a lo largo de su vida (delincuentes persistentes). Se trata de dos tipos de personas cuyos actos delictivos se deben a causas distintas:

Los delincuentes persistentes tienen su origen en los procesos de desarrollo neuronal (estructuras anatómicas y procesos fisiológicos en el sistema nervioso que pueden influir en características psicológicas tales como el temperamento, el desarrollo del comportamiento, las habilidades cognitivas, o en las tres a la vez). Las conductas antisociales empiezan en la infancia y continúa persistente hasta al menos la mediana edad. Mientras que los delincuentes adolescentes limitan su actividad criminal a la adolescencia. La causa se debe a un proceso de mimetismo: copiar o imitar aquel comportamiento del cual observan que se puede lograr beneficios o algo valioso, como puede ser el Status de Adulto con su consiguiente poder y privilegio. Moffitt enfatiza la importancia que ello puede tener, debido que nos encontramos ante sociedades que van atrasando el status adulto, de modo que muchas personas encuentran su acceso a ella con la delincuencia y una vez hayan alcanzado la madurez en la sociedad el individuo tiende a abandonar estos comportamientos.

Por sus aportes a la criminología, así como a otras ciencias, Terrie E. Moffitt ha sido galardonada con el American Psychological Association’s Early Career Contribution Award (Premio a la Contribución de Trayectoria Temprana en la Asociación Psicológica Americana) y el Distinguished Career Award (Premio a la Trayectoria Distinguida) en el Clinical Child Psychology, el Royal Society’s Wolfson Merit Award (Premio al Mérito Wolfson de la Royal Society), el Stockholm Prize (Premio Estocolmo) en criminología, el NARSAD Ruane Prize (Premio NARSAD Ruane) en psciquiatría y el Klaus J. Jacobs Prize (Premio Klaus J. Jacobs) en desarrollo juvenil.


Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: